domingo, 7 de febrero de 2010

INTENTO ASCENSION A PEÑALARA FALLIDO


El sabado seis de Febrero habiamos quedado a las ocho de la mañana en el Puerto de Cotos,para intentar ascender el Peñalara con nieve y hielo,que es lo normal que tenga en esta epoca del año.Para el intento ibamos 4 amigos.Mayayo,imprescindible,guia de montaña con muchisima experiencia acumulado en todo tipo de montañas y situaciones,que ademas era el encargado de proveernos del material necesario.Yoku,tambien mucha experiencia en montaña,y que la sierra de Guadarrama se lo conoce a la perfección.Carlos Velayos,junto conmigo el que menos experiencia tiene en estas cosas,pero con una fé y una determinación capaz de mover “montañas”.Y por ultimo servidor,que a la postre seria el que daria al traste con la intentona y no solo eso,tambien el responsable de poner en peligro al resto de compañeros.

Llego al aparcamiento el primero,es de noche,en pocos momentos empiezan a venir coches a mansalva,se empiezan a bajar alpinistas con pinta de ser expertos,ademas la equitación y el material les delata,es como el de los documentales.Por fin nos encontramos los cuatro y Carlos nos comenta el primer contratiempo,antes de venir se ha bajado del coche (no recuerdo a que) y se ha resbalado con el hielo,se ha hecho daño en el cuadricpes,y piensa que es una elongación.Tiene dudas de poder hacerlo,pero lo va a intentar.

Salimos rumbo a la cima,junto con bastantes grupos de alpinistas,Mayayo nos invita a que nos apresuremos,ya que luego es mas peligroso subir detrás de mucha gente,ya que se te pueda caer alguno encima.Llegamos a un sitio que hay muchos colocandose ya los crampones,nosotros pasamos y nos los ponemos justo antes de pasar por el primer tubo.



El tiempo empieza a empeorar por momentos,no tengo ni idea,pero creo que es una ventisca fuerte la que nos esta recibiendo en nuestro bautismo.El colocarnos los crampones y el arnes es un autentico suplicio para Carlos y para mi,sin la ayuda de Sergio y Yoku,todavía estariamos alli intentandolo.Ademas,hacer esto con un frio y un aire intenso es bastante mas complicado que hacerlo placidamente el comedor de casa,os lo puedo asegurar.

Ya estamos listos,crampones,arnes,casco,y dos piolets cada uno,y una mezcla de miedo,curiosidad,nervios,ilusión y que se yo.Empezamos a subir,es una sensación inolvidable los primeros pasos con los crampones y los piolets,como pinchan en la nieve y como se agarran. Sergio nos ve muy sueltos,sobre todo a Carlos y a mi que es la primera vez que utilizamos estos artilugios.Nos consulta que podemos intentar pasar por el paso del Robot,es un paso que requiere algo de tecnica pero el insiste que nos ve bien. Todos aceptamos de buen grado y tiramos para arriba.Carlos y yo vamos pletoricos y bastante rapido,Yoku se queda mas atrás,ahora pensandolo friamente,creo que nos paso como a la gente que va por primera vez a un carrera a pie,son novatos y no tienen calculado el ritmo,salen muy rapido y luego lo pagan,y eso es lo que me paso a mi,no tengo ni idea el ritmo de ascensión que tiene que llevar un novato en estas cosas. Pasmos el paso estrecho relativamente bien y seguimos para arriba,esto ya es una pared bastante larga,y lo bueno es que con la niebla no se ve la parte de abajo,si sé hubiera visto mejor, a lo mejor no me hubiera atrevido,pero la ignorancia y el desconocimiento hace milagros.

No sabria decir el grado de inclinación en esta zona,a mi me parecia bastante,Sergio nos insistia en que siempre tuvieramos tres apoyos fijos y asegurados. Seguimos con decisión hacia arriba,yo cada vez voy mas confiado y hasta incluso me permito el lujo de decir a mis compañeros que voy fenomenal y que tampoco lo veo para tanto,lo dicho,la ignorancia.

Y en un segundo pasa lo que tenia que pensar,voy tan confiado que estando parado esperando a Yoku,pierdo concentración y atención y me escurro para abajo sin poder remediarlo,fueron unos segundos interminables de rodaje pendiente abajo,no habia forma de pararme,por mas que intentaba enganchar el piolet,era como un muñeco a merced de la montaña,no sé los metros que pude caer,quince,veinte calculo.Es curioso,en esos segundos no tengo sensación de que me voy de este mundo,luego me comento Yoku,que la gente que ha tenido accidentes graves en la montaña nunca tuvo esa sensación de que te vas a morir.El caso es que gracias a dios paro en un resalte y me quedo inmóvil,tengo que hacer recuento de daños,oigo las voces desde arriba de mis compañeros preguntandome,les contesto pero no me oyen,la primera valoración es que tengo la pierna izquierda doblada,la tengo como muerta,no la siento de rodilla para abajo,aquí se me viene el mundo encima,lo primero que pienso es que me he roto la pierna.

 Estoy en una zona que tampoco tengo opción a moverme,otro despiste y me vuelvo a ir para abajo,me quedo los mas quietecito posible esperando a que bajen mis compañeros.Estos minutos se me hacen larguisimos,en los que se me amontonan los pensamientos,todos negativos,claro. Por fin estan todos conmigo,al ver sus caras veo preocupación,miedo,seguramente ellos al verlo en directo tuvieron que pasarlo fatal tambien,Yoku me dice,que al verme caer se le paro literalmente el corazón.Estamos en una situación complicada,no solo yo,ellos tambien,porque no me van a dejar solo y van a poner en peligro sus “VIDAS” por ayudarme.

Para que os hagais una idea,el el momento que estamos pensando y valorando las posibilidades estamos todos agarrados con los piolets porque en cualquier momento podemos volver a caer,y es que amigos mios,estamos literalmente en una pared de nieve y hielo. En ningun momento pierde nadie los nervios,y yo confio toda mi suerte a Sergio.El dice que es mas complicado intentar bajar que subir,que lo intente,por supuesto me va a encordar (atar),pero no es tan sencillo,el no puede sujetar la cuerda porque tambien se iria para abajo,a si que se lo hace clavando los piolets sobre la nieve,solo un experto y con ese tipo de pioletes profesionales que lleva se podria hacer.

 Empiezo la ascensión ya atado y con la pierna izquierda sin ninguna fuerza el tobillo,es como si llevara un lastre mas.Voy muy lento,tengo que asegurar cada paso,y la pierna derecha junto con los brazos es lo que me sujeta,la izquierda esta de adorno,cada vez clavo los piolets me impulso unos centímetros arrastrandome cual gusano. Yoku y Carlos,van detrás dandome animos y tranquilizandome en todo momento,veo que a ellos a pesar de estar bien tambien les cuesta los suyo.No paro de pensar que si me vuelvo a escurrir,aunque voy atado,la cuerda tiene margen y algun metro me podria deslizar hacia abajo,lo suficiente para tirarles a ellos para abajo.¿que por que no podian poner mas a los lados y no justo detrás de mi linea? Porque era imposible para ellos,Sergio si podria subir por los laterales,pero ellos no,habia que subir por la zona central. El pensar en esto me hacia concentrarme y entregarme al limite de mi capacidad.

Miraba para arriba y cuando veia lo que todovia quedaba, hacia que en lugar de ponerme a llorar y rendirme a mi suerte pusiera mas empeño en terminar de subir cuanto antes,el pensar en mi familia y en mis compañeros que mas abajo estaban pendientes de cada paso que daba,me daba una fuerza y una capacidad para soportar el dolor tan intenso que tenia en la pierna que en otras circunstancias no lo habria tenido. Según me acerco a la cima,mas tecnica y con mas pendiente se vuelve la subida,el ultimo paso lo veo imposible de hacer,estoy al limite del agotamiento,voy con los pantalones empapados de arrastrame,y encima no son impermeables,llevo unos de repuesto en la mochila,pero haber quien es el guapo que los pone.

Por fin corono,eso si en una ladera,que la niebla me impide ver el fondo,pero que me imagino de bastante caida.Carlos y Yoku vienen detrás.Yoku tambien va al limite de fuerzas,y el ultimo paso se le atraganta,Sergio decide encordarlo tambien,cuando veo lo que le cuesta a él y veo que yo lo he subido con una pierna muerta,pienso que existen los milagros o alguien o algo que te da una bola extra,una vida,como se diria en los videojuegos,y yo hoy me ha sido otorgada una y lo estoy aprovechando.

 Ya estamos todos arriba,ya no hay que subir,pero hay que avanzar lateralmente por la ladera,que como ya digo,tiene que tener una caida curiosa.Aqui no puedo arrastra,tengo que ir incorparado y el tobillo me duele mas todavía.Vamos encordados los cuatro entre si,el mas minimo despiste de cualquiera y nos vamos todos para abajo.

 Por fin coronamos,que bien,estamos salvados,¿salvados?,hace una ventisca menieve impulsada por el viento te hace daño en la cara,sin gafas se nos habria congelado hasta las pestañas. Hasta un perfecto conocedor de estas montañas como es Sergio no se orienta,normal,no se distingue nada,ninguna referencia,es imposible,lo malo es que no hay donde guarecerse y mientras estamos parados nos estamos quedando helados,hay que moverse,vamos en una dirección,en otra,Sergio desaparece de vez en cuando,Yoku,con buen criterio le grita para que no se separé mucho,ya que corremos el riesgo de perdernos entre nosotros,aunque de mi no se se separan en ningun momento ni Carlos,ni Yoku,se relevan pero nunca me dejan solo.



Yo cada vez estoy peor,me duele mas andando que escalando y como aquí ya no corro peligro de despeñarme,el cuerpo y la cabeza se empiezan a relajar con la consiguiente bajada de adrelina,lo que hace que sienta mas el dolor.Los pasitos que doy son minusculos,y ademas tengo que seguir con los crampones puestos,con lo cual no tengo ni un apice de amortiguación o margen para andar,voy sobre una plataforma rigida,cuando doy el paso y apoyo por nieve profunda es mas soportable el dolor,pero cuando lo hago por hielo o nieve dura,cada pasa se me hace un verdadero suplicio.

 Cuando peor estaban las cosas,ya que no habia forma de ver nada,sale el paquetillo de Carlos con su flamante GPS,regalo de su Santa (nunca un regalo fue tan acertado)y consigue coger señal y orientación.Ya esta,ya sabemos en que dirección esta la pista,las caras de alegria reinan en mis compañeros,yo voy soportando tando dolor durante tanto tiempo que ni me inmuto.Llegamos a la pista,sigue la ventisca y la nula visibilidad pero ya vamos hacia los coches.

Creo que en la pista hicimos unos 2,5-3 kms,perdi la noción del tiempo,pero creo que tardariamos dos horas en recorrerlos,pasito muy cortitos por mi parte e innumerables paradas a descansar,no hemos comido nada y voy muy tocado fisicamente,andar tan forzado tambien cansa.Mis compañeros no paran de animarme y darme todo tipo deo conversación,las palabras de Yoku me animan mucho,no son las tipicas frases de animo,si no frases con mas sentimiento que me guardo para mi.



 Cuando queda menos de un kilometro voy grogui,le digo a Sergio que necesito comer,que no hace falta que paremos,lo haré sobre la marcha,saco uno de los bocatas que llevo y me lo como,es un paréntesis,mientras me lo voy comiendo siento menos dolor y me vuelve algo de buen humor,me lo tenia que haber comido antes. Por fin llegamos a la civilización,muchas familias con sus hijos tirandose por trineo,disfrutando y nosotros venimos de tan solo unos metros mas arriba de vivir una de las aventuras con mas riesgo de nuestras vidas (aquí excluyo a Sergio,que el habra vivido muchas mas como esta o peores).

 Es una suerte contar con un coche automatico y que la pata jodida sea la izquierda,con lo cual me puedo ir yo solo al hospital,peor contar con estos amigos es una verdadera bendición,sin ellos hoy no estaria escribiendo esto,seguro.

Y para ir terminando,llego al hospital,no hay ningun peligro,ya esta todo hecho,ahora yo no puedo ni andar,se ha enfriado el pie y ya es imposible,tienen que acercarme una silla de ruedas,me dice la doctora,que vaya dia que llevan de esguinces,me pregunta que como ha sido y que le extraña mucho lo que esta viendo,que aun siendo un esguince recien hecho es como si ya llevara dias,ademas,dice que esta el pie helado,tampoco le cuento detalles,solo la digo que ha sido en la nieve y que llevo unas 5 horas andando con el.



El caso es que no hay nada roto,tengo un esguince de grado tres,todo hinchado y me han puesto un celula de escayola que en principio la tendre que llevar de 7 a 10 dias,estoy conento dadas las circunstancias,me voy a perder unas cuantas carreras,voy a perder la forma,pero he ganado……,ademas,una experiencia nueva,nunca habia usado muletas,me veo saliendo con ellas y con el fore a ver cuanta distancia y a que ritmo voy. Por ultimo,os ruego encarecidamente que todos lo que leais esto y conoceis a Marta no la digais nada,yo solo la he dicho que me resbale y me torci el tobillo.

Gracias

Pd,a mis compañeros de ruta,si veis alguna inexsactitudo,alguna referencia incorrecta o algo por el estilo,comentadmelo para rectificarlo.Gracias.






FOTOS,aqui

16 comentarios:

Carlos dijo...

Pufff... Putillas las pasamos, ¿eh Pedro?. Todavía se me encoje el corazón al verte caer y el miedo que sentí al perderte de vista. No he sido capaz de enseñarle las fotos a mi mujer, y de tí le he dicho que te "torciste un tobillo". No es momento de lamentarse por nada: lo pasado, pasado está, y si acaso, toca aprender de ello y guardar como oro en paño los recuerdos de un día memorable. Ayer aprendimos mucho de montaña pero más de nosotros mismos.

Un abrazo. ;-)

Jorge Gómez dijo...

El pie se curará, y pronto te tendremos correteando con nosotros. El recuerdo de lo vivido y sufrido, permanecerá siempre. Casi me he sentido ahí, con vosotros en la montaña, al leer tu relato. Lo siento por tu pie, pero de los "malos pasos" es de donde más se aprende. Y creo que tu aprendiste mucho ayer. De ti, y de los compañeros que tuviste la suerte de tener a tu lado.

Un abrazo, Pedro.

Jorge.

yoku dijo...

Ejem, Pedro. Hay una grave inexactitud en tu relato: y es el título.

El objetivo de la ascensión se cumplió al 100%. No era subir a Peñalara porque no lo habríamos hecho por ahí. Justo hicimos lo que nos habíamos propuesto. Si el día hubiera salido soleado y sin viento nos habríamos acercado al vértice geodésico de Peñalara, pero eso lo descartamos en la base de la vía.

Del resto, bueno, creo que ya tuvimos oportunidad de hablar y de no hablar y decirnos muchas cosas ;-)

Sé paciente y cúrate ese "tobillaco".

Te portaste como un héroe. Bien lo sé.

mayayo dijo...

Aupa Pedro!

Totalmente de acuerdo con Yoku. La ruta que hicimos, con sus incidencias, fue ni mas ni menos que la prevista inicialmente. Asi pues, nada de "fallido" en ese aspecto.

Salimos, subimos por el tubo central, hicimos la canal del robot y de alli al diedro derecho de la 2ª hermana. Y una vez en lo alto de la cresta, a bajar hasta el Parking por ella, porque no era día de ir a cima del Peñalara con esa ventisca.

Pero desde luego, donde te ganaste unas cañas ( y algo más) fue en la entereza para aguantar el final de la subida y la cresta con el esguince, dale que dale.

Bine lo dice Gebre tambien: "...pero más de nosotros mismos"

Cuídate mucho y espero vernos de nuevo correteando por ahí.

un abrazo. :-)

Zerolito dijo...

Ánimo, Pedro. Te has portado como un valiente, has demostrado entereza y saber estar en momentos muy difíciles. Te repondrás enseguida y valorarás esta experiencia de una manera enorme.

Qué importante son los compañeros de cordada, ¿verdad? Ellos te han dado la confianza que necesitabas para pasar ese trance, pero tu les has dado fuerza para seguir adelante. Habéis sido un gran equipo, sin duda.

No quiero imaginarte cayendo, me pasaría lo mismo que a Fran. Un abrazo enorme y trata de "adelgazar" ese tobillo, compañero.

Locomotoro dijo...

No tengo palabras, eres un campeón.

Santi Palillo dijo...

Ánimo y a mejorar pronto de ese esguince, la verdad es que las habéis pasado canutas.

Peques Silvestre dijo...

¡¡ENORMES!! Como ya ha dicho Carlos no por lo escalado sino por lo vivido. Cuanta sustancia buena vais a sacar del día de ayer. Lamento lo de tu pie pero seguro que todo lo ganado ayer lo compensará con el tiempo.

Un abrazo enorme ¡¡CRACK!!

Anónimo dijo...

He de confesar que el sábado cuando me levanté tenía envidia de vosotros, pero ahora y despues de leeros se me han quitado totalmente.

Pedazo de EQUIPO habeís hecho.

Carlos

Y cuidate que tienes dar mucha guerra aún.

Paloma dijo...

Pedro, ¡vaya "aventurita"!.. me alegro mucho que salvo un pie malherido saliera todo bien, después de ésto te das cuenta que hay muchas cosas que parecen difíciles y realmente no lo son..
Ahora mucho ánimo en tu recuperación, un beso

Anónimo dijo...

Me alegro profundamente de que sigas vivo Pedro. Has estado (y bien lo sabes) en la línea delgada. Estoy seguro que esto es una experiencia de VIDA, ahora verás la montaña con todavía más respeto si cabe, y nos has enseñado a los demás a tener ese respeto también por ella.
Cuídate ese pinrel.
Un abrazo
equis

Miguel B dijo...

Pedro solo desearte una pronta recuperación y mi admiración por tu fuerza tanto fisica como mental para salir de esa situación.
Espero que pronto puedas volver a trotar por esos caminos de dios.

Rafael Jiménez González dijo...

Hola!

Vengo del blog de Zerolito.

He flipado con el relato que has contado. Espero que te recuperes pronto y bien.

Ha sido toda una hazaña!

Un saludo!

Anónimo dijo...

Pedro, recuerda que tienes mujer e hijos, no me hagas mas tonterías y dedícate al futing o a la bici k eso no es tan peligroso.

Anónimo dijo...

Extraido del blog de Yukos:
"...se sobrepuso al dolor y al sufrimiento intensos y consiguió escalar una vía de 70º en condiciones atmosféricas terroríficas sin poder hacer uso de su pie izquierdo roto. Y jamás antes había usado crampones ni piolet."

Una enseñanza de superación y toda una hazaña.

Desde luego que, te dediques a lo que te dediques, lo que ha quedado claro es la madera de la que estás hecho.

Misaoshi dijo...

Madre mía, qué mal lo he pasado leyéndote.

Me alegro que todo saliera bien.

Saludos!